HÁBITOS

Game Day Nutrition – ¿Qué deben comer los niños?

Game Day Nutrition – Cantina o no cantina …

La nutrición del día del juego es mucho más importante ahora de lo que solía ser. ¿Por qué? Las cosas han cambiado para la próxima generación de atletas juveniles. Llevan una vida más ocupada que sus padres a la misma edad con una rutina diaria de un día completo de escuela seguido de prácticas y mucha tarea. Sus fines de semana están repletos de varios juegos durante 2 días, dependiendo del deporte que practiquen. Su preparación previa a los juegos es importante para establecer el tono de su cuerpo. La falta de nutrición y descanso adecuados puede provocar fatiga o incluso enfermedades.

Los deportes juveniles ultra competitivos pueden consumir mucha energía de los niños, por lo que los buenos hábitos alimenticios se traducen en el campo de juego. Tienen que comer adecuadamente: la comida alimenta los deportes. Algunos de los factores básicos a considerar son el nivel de competencia, la edad y el tamaño.

Con los niños que tienen cuerpos que aún están creciendo, el enfoque principal debe ser asegurarse de que estén obteniendo el nivel adecuado de carbohidratos y proteínas en la nutrición del día del juego. Los carbohidratos son la principal fuente de energía del cuerpo y las proteínas ayudan a los atletas a mantener los músculos que se utilizan en la competencia. La proteína contiene aminoácidos esenciales que ayudan al cuerpo a funcionar correctamente.

Las restricciones de tiempo pueden hacer que preparar las comidas con anticipación sea un desafío. Pero es importante no ir con la salida fácil y comer en la cantina: barras de caramelo, refrescos y papas fritas. Tomarse el tiempo para empacar una hielera con alimentos nutritivos beneficiará la capacidad de su hijo para jugar bien y tendrá resultados duraderos a largo plazo.

Juego de planificación Nutrición del día

Para comenzar la nutrición del día del juego, planifique una comida 3 horas o más antes de la actividad con muchos carbohidratos y una cantidad moderada de proteínas pero baja en grasas y fibra. La grasa y la fibra tardan más en digerirse y pueden causar malestar estomacal, por lo que es mejor evitar estos alimentos hasta después del juego.

Si los niños comen menos de 3 horas antes de un juego o práctica, sirva una comida liviana o un refrigerio con carbohidratos fáciles de digerir, como fruta, jugo de frutas / vegetales, galletas saladas o pan.

Los expertos recomiendan comer después de las comidas para la nutrición del día del juego, lo mismo que para un adulto, dentro de 15 a 30 minutos después de una actividad intensa y nuevamente 2 horas más tarde. El cuerpo de su hijo reconstruirá el tejido muscular y rellenará las reservas de energía y líquidos por hasta 24 horas después de la competencia. Por lo tanto, es importante que la comida posterior al juego sea un equilibrio de proteínas magras, carbohidratos y grasas.

Sugerencias de comidas y refrigerios

Un buen desayuno para atletas jóvenes podría incluir

  • yogurt bajo en grasa con granola y plátano
  • cereal integral y leche baja en grasa con fresas en rodajas
  • un vaso de jugo de naranja, junto con porciones individuales de avena y arándanos
  • panecillos integrales, tostadas, gofres o panqueques para una rápida solución de carbohidratos
  • Las fuentes de proteínas incluyen huevos, mantequilla de maní, nueces y leche u otros productos lácteos.
  • incluya fruta en su comida: una manzana o un puñado de uvas se agarran rápidamente al salir por la puerta.

Para el almuerzo:

  • pruebe los burritos de frijoles con queso bajo en grasa, lechuga y tomates
  • un sándwich de pavo con pan integral y fruta
  • asar un hot dog de pavo y cubrirlo con chile de pavo enlatado para una comida alta en proteínas y baja en grasa
  • Envoltura de atún del suroeste: mezcle frijoles negros enlatados, salsa y queso preparados, y envuélvalos con lechuga en una tortilla.
  • un simple sándwich de atún: pica unas cebollas verdes, combina con el atún y sazona con sal, pimienta y mayonesa ligera

Para la cena:

  • sirva pechugas de pollo a la parrilla con arroz al vapor y vegetales
  • pasta con salsa de tomate y carne molida magra, junto con una ensalada
  • salmón a la plancha o al horno, batatas al horno y repollo al vapor

Los buenos bocadillos incluyen:

  • pretzels
  • Pasas
  • galletas
  • Bagels
  • queso de hebra
  • vegetales
  • Fruta
  • Las barras de proteína son una buena opción para la energía sostenida

Algunas ideas de nutrición para el día del juego realmente fáciles son los batidos (batidos de proteínas), la leche con chocolate o la leche normal baja en grasa que son buenas fuentes de carbohidratos y proteínas. Puede comprar batidos prefabricados o incluso envasados ​​en botellas. Esto demuestra ser un poco más amigable para los niños. Pueden tener una pequeña porción, taparla y beber más tarde.

¡Beberse todo! ¡Game Day Nutrition no es SOLO comida!

Al empacar la bolsa de su hijo para el gran día, agregue una botella de agua o una bebida deportiva.

Durante los juegos, la prioridad número 1 debe ser la hidratación. Los atletas jóvenes no regulan la temperatura corporal tan bien como los adultos. Si usted como padre siente calor, piense en cómo se sentiría su hijo. La sed no es un indicador confiable del estado de hidratación, por lo que los expertos recomiendan que los niños beban agua u otros líquidos antes y cada 15 a 20 minutos durante la actividad física. Es importante beber después para restaurar el líquido perdido por el sudor.

La mayoría de las veces, el agua es suficiente para satisfacer las necesidades de hidratación. Sin embargo, hay casos en que una bebida deportiva puede servir como un mejor modo de hidratación. Si un atleta joven compite por más de 60 minutos a alta intensidad, las bebidas deportivas pueden ser importantes. Las bebidas deportivas están diseñadas para proporcionar energía y reemplazar los electrolitos, como el sodio y el potasio, que los atletas pierden en el sudor. No lo necesitará si simplemente se dedica a 45 minutos de actividad moderada. Los jugos diluidos son otra opción, pero evite las bebidas azucaradas y las bebidas carbonatadas que pueden alterar el estómago y agregar calorías innecesarias. Al final de un juego, es fundamental que la hidratación continúe y se consuman calorías. Asegúrese de que sigan bebiendo inmediatamente después del evento.

La conclusión es que para la mayoría de los atletas jóvenes, el agua es la mejor opción para la hidratación. Después de la actividad, los carbohidratos y electrolitos pueden reponerse.

Es importante alimentar a su hijo con comidas y meriendas saludables de manera consistente, incluso durante la temporada baja. La nutrición del día del juego es mucho más fácil de entender para su hijo si se hace todo el tiempo. Esto proporcionará una base sólida para que no pelees con tu hijo durante los momentos de competencia sobre por qué la cantina no es una buena opción. Un hábito alimenticio saludable de su hijo les servirá bien hasta la edad adulta.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar