Sin categoría

Obesidad infantil: nadie dijo que el cambio fuera fácil

La obesidad infantil es un problema grave en los Estados Unidos. Hay más de 3 millones de casos en los Estados Unidos de obesidad infantil por año, y esto puede causar serios problemas de salud. La obesidad infantil puede causar presión arterial alta, colesterol alto y diabetes. Los niños con sobrepeso a menudo son objeto de acoso y de vergüenza gorda, lo que conduce a una disminución de la autoestima y la depresión.

La obesidad infantil se ha convertido en una epidemia en Estados Unidos, y la parte triste de esta historia es que es muy tratable sin la intervención de un médico. Los niños solo necesitan que sus padres se interesen activamente en su vida y decidan que es hora de un cambio.

Las principales causas de la obesidad son la genética, el metabolismo, la nutrición y los hábitos de ejercicio. No hay nada que pueda hacer para cambiar su composición genética, pero ciertamente puede cambiar sus hábitos alimenticios y de ejercicio. Lo más fácil es monitorear los hábitos alimenticios de sus hijos y hacerlos responsables. Sé por experiencia personal que los niños pasan demasiado tiempo en los dispositivos. Creo que es importante limitar la cantidad de tiempo de pantalla y hacer que salgan a jugar y quemar algo de energía. Es fácil limitar el tiempo de pantalla mediante el uso de tecnología de aplicaciones móviles y un poco de esfuerzo por parte de los padres.

Entonces, ¿cómo se puede tratar la obesidad infantil sin un médico? Usando un plan de nutrición saludable estructurado simple. Los niños seguirán el ejemplo de sus padres sobre qué comer, por lo que es importante que los padres den buenos ejemplos de lo que deberían comer a diario.

Intente usar aplicaciones móviles gratuitas para rastrear sus calorías y registrar su ejercicio para asegurarse de que se mantengan dentro de su objetivo diario. El verdadero cambio no ocurre de la noche a la mañana, pero sí requiere que los padres establezcan las expectativas adecuadas con sus hijos. Los niños aprenden con el ejemplo, así que si usted como padre vive un estilo de vida saludable, es más probable que sus hijos hagan lo mismo.

Muchos padres se quejan de que alimentar a sus hijos con alimentos saludables es demasiado costoso. Por lo general, estos son los mismos padres que compran comida rápida utilizando el recorrido de forma rutinaria. La alimentación saludable no debería llevar mucho tiempo ni ser una actividad costosa. Sí, es un cambio de estilo de vida, pero es por la longevidad de SU VIDA.

Comer una comida sana y equilibrada no debería costar más de diez ($ 10) dólares por día si lo haces correctamente. Tenga en cuenta que un 95% de dieta y un 5% de ejercicio logran un peso saludable.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar